EL RADAR LANZA 3D DE INDRA SUPERA LAS PRUEBAS OTAN DE DETECCIÓN Y SEGUIMIENTO DE MISILES BALÍSTICOS TÁCTICOS

Publicado el

EL RADAR LANZA 3D DE INDRA SUPERA LAS PRUEBAS OTAN DE  DETECCIÓN Y SEGUIMIENTO DE MISILES BALÍSTICOS TÁCTICOS

Demostró su capacidad para facilitar a los centros de mando y control aéreo la información necesaria para alertar y neutralizar los ataques con misiles balísticos tácticos

La compañía está completando el proceso de entrega de estos radares al componente desplegable de mando y control aéreo de la OTAN (DAC) y a las Fuerzas Aéreas de España y Reino Unido, entre otros

El radar Lanza 3D de Defensa Aérea Desplegable (DADR) de Indra, una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría, ha superado con éxito las pruebas de la OTAN que certifican la capacidad de detección y seguimiento de misiles balísticos tácticos de este sensor.

El radar, cuyo desarrollo inicial contó con el apoyo del Ministerio de Defensa y el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, demostró su capacidad para detectar y seguir este tipo de misiles, facilitando a los centros de mando y control aéreo la alerta temprana necesaria para neutralizar el ataque o mitigar los daños.

Las pruebas se llevaron a cabo en el Centro de Evaluación y Análisis Radioeléctrico (CEAR) del Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial (INTA) en Guadalajara.

En ellas se verificaron las capacidades de detección, inicio de traza y seguimiento de blancos de misiles tácticos balísticos del radar Lanza 3D DADR.

El sistema estimó los diferentes parámetros de la trayectoria necesarios para poner en marcha acciones ofensivas, defensivas o de inteligencia, tales como el punto estimado de lanzamiento, impacto, interceptación, etc.

Para la verificación de estas capacidades se utilizó una herramienta de certificación y prueba de la agencia OTAN NSPA (NATO Support and Procurement Agency), compuesta por una estación de control de misión en tierra y un sistema localizado en un dron de tamaño medio que emula el retorno de la señal radar reflejada por un misil balístico.

Durante la verificación, se probaron diferentes perfiles de vuelo de este tipo de misiles en sus diferentes tramos de trayectoria motor y balística. Se consideraron también diferentes puntos de lanzamiento e impacto y trayectorias de diferente longitud y/o altura.

En todos y cada uno de los vuelos de prueba, el sistema 3D LANZA DADR ofreció resultados altamente satisfactorios y demostró una capacidad de detección y seguimiento precisos y continuos de los blancos.

El 3D LANZA DADR constituye la última generación de radares de la familia 3D LANZA de Indra y será empleado como parte del componente desplegable de mando y control aéreo de la OTAN (DAC) y por varias Fuerzas Aéreas, entre ellas el Ejército del Aire de España y la Royal Air Force del Reino Unido de Gran Bretaña.

Indra es uno de los principales suministradores de radares 3D de la Alianza, habiendo ganado todas las licitaciones llevadas a cabo en los últimos quince años. Es además uno de los principales proveedores mundiales de esta tecnología. En este momento, trabaja en la evolución de los radares del Eurofighter y ha implantado el radar de vigilancia espacial con el que opera el Ejército del Aire Español. Indra es el coordinador nacional del NGWS/FCAS y lidera el pilar de sensores de siguiente generación de este programa, además de ser el líder nacional de los dos pilares transversales y el socio principal en la nube de combate.

Acerca de Indra

Indra (www.indracompany.com) es una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría y el socio tecnológico para las operaciones clave de los negocios de sus clientes en todo el mundo. Es un proveedor líder mundial de soluciones propias en segmentos específicos de los mercados de Transporte y Defensa, y una empresa líder en transformación digital y Tecnologías de la Información en España y Latinoamérica a través de su filial Minsait. Su modelo de negocio está basado en una oferta integral de productos propios, con un enfoque end-to-end, de alto valor y con un elevado componente de innovación. A cierre del ejercicio 2020, Indra tuvo unos ingresos de 3.043 millones de euros, cerca de 48.000 empleados, presencia local en 46 países y operaciones comerciales en más de 140 países.