El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web.
No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal.
Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.
Aceptar cookies Modificar su configuración

La Agencia Espacial Europea confirma su confianza en Thales Alenia Space para la fase operativa del segmento terreno de misión de Galileo y para el centro de seguridad de Galileo

Publicado el

· La Agencia Espacial Europea (ESA), actuando en nombre de la Comisión Europea y de la Agencia Europea GNSS (GSA), ha concedido a Thales Alenia Space un contrato llamado “WP2X” para la fase operativa del segmento terreno de misión de Galileo (GMS - Galileo Mission Segment) y del centro de seguridad de Galileo (GSF - Galileo Security Facility).

· El Contrato incluye el desarrollo y despliegue de nuevas versiones de la infraestructura permitiendo optimizar los servicios de Galileo para finales del 2020, en particular para los servicios abiertos (OS - Open Services) para la plena capacidad operativa (FOC - Full Operational Capability) y para los servicios públicos regulados (PRS - Public Regulated Services) para la capacidad operativa inicial (IOC - Initial Operational Capability). El contrato incluye también el mantenimiento de las versiones operativas actuales de GMS y GSF.

· Apoyadas por el consorcio de Thales Alenia Space, la ESA y la GSA mejorarán las infraestructuras terrenas de Galileo y las harán más robustas.

Thales Alenia Space, la joint venture de Thales (67%) y Leonardo (33%), ha anunciado hoy la firma de un contrato con la Agencia Espacial Europea (ESA), actuando en nombre de la Comisión Europea y de la Agencia Europea GNSS (GSA), para el desarrollo y despliegue de la siguiente versión del segmento terreno de misión de Galileo (GMS) y del centro de seguridad de Galileo (GSF), ambos conocidos bajo la terminología WP2X.

Este contrato, por un valor cercano a los 324 millones de euros, incluirá también el mantenimiento de las versiones operativas desplegadas actualmente. El principal objetivo de esta fase operacional es conseguir la plena capacidad operativa (FOC) para los servicios de Galileo a finales de 2020. En cuanto al centro de seguridad de Galileo (GSF) - que muchos Estados miembros están deseosos de utilizar para sus aplicaciones gubernamentales - el objetivo es alcanzar la capacidad operativa inicial (IOC).

Los principales retos a alcanzar son la modernización de las infraestructuras y la mejora de la seguridad, incluyendo ciberseguridad. Estas evoluciones se llevarán a cabo en paralelo al mantenimiento y funcionamiento de las versiones ya implantadas (WP2); los servicios de Galileo fueron declarados operativos por el servicio inicial en diciembre de 2016. La infraestructura GMS y GSF actual incluye más de 10 millones de líneas de código.

Thales Alenia Space liderará un consorcio de 15 compañías, incluyendo a Thales que seguirá siendo responsable de la ciberseguridad y la encriptación, mientras que Leonardo será responsable del centro de seguridad (GSF).

Durante los 28 meses de duración de las actividades (hasta finales de 2020), Thales Alenia Space y sus socios llevarán a cabo la finalización del despliegue de la infraestructura en localizaciones alrededor del mundo:

· Centros de control (GCC - Ground Control Centers) en Oberpfaffenhofen (Alemania) y en Fucino (Italia),

· Centros de seguridad (GMSC - Galileo Security Monitoring Centers) en Paris y en Madrid,

· 5 estaciones de enlace (ULS - UpLink Stations),

· 16 estaciones de referencia (GSS - Ground Sensor Stations).

El contrato prevé también la adquisición de ciertas infraestructuras dedicadas a detectar interferencias en los emplazamientos. El objetivo es abordar la amenaza creciente a la que tienen que hacer frente las señales GNSS.

“Continuando con la fase previa, la ESA, junto con la GSA y la CE, podrá contar con la capacidad de Thales Alenia Space para abordar retos actuales y futuros,” dijo Jean Loïc Galle, CEO de Thales Alenia Space. “No hemos tenido ningún retraso en la fase previa y estamos comprometidos junto a nuestros socios para mantener el mismo nivel de calidad en nuestras contribuciones. En última instancia, son los ciudadanos europeos y los usuarios de Galileo los que se beneficiarán de estas infraestructuras modernizadas y de los servicios mejorados que éstas harán posibles”.

Acerca de Thales Alenia Space

Con más de 40 años de experiencia y una combinación única de habilidades, talento y culturas, Thales Alenia Space ofrece soluciones eficientes para las telecomunicaciones, la navegación, la observación de la Tierra, la gestión del medio ambiente, la exploración, la ciencia y las infraestructuras orbitales. Gobiernos y empresas privadas cuentan por igual con Thales Alenia Space para el diseño de sistemas satelitales que permitan conectarse y localizarse en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento, monitorizar nuestro planeta, optimizar la utilización de sus recursos y explorar nuestro sistema solar y el universo. Thales Alenia Space cree en el espacio como nuevo horizonte, que permite construir una vida mejor y más sostenible en la Tierra. Thales Alenia Space, una sociedad conjunta entre Thales (67%) y Leonardo (33%), también colabora con Telespazio formando la "Alianza Espacial" de las dos empresas matrices, ofreciendo una gama completa de servicios. Thales Alenia Space registró ingresos consolidados de 2.600 millones de euros en 2017 y cuenta con 7.980 empleados en nueve países. www.thalesaleniaspace.com

Contacto de prensa de Thales Alenia Space:

Oriol Casas Thió

Tel: +34 91 807 7806

oriol.casasthio@thalesaleniaspace.com

Funded by the EU. ESA has received funds in its quality as funding body under a Working Arrangement with GSA. The view expressed herein can in no way be taken to reflect the official opinion of the European Union, the European GNSS Agency and/or the European Space Agency. Neither the European Union, the European GNSS Agency nor the European Space Agency shall be held responsible for any use that may be made of the information it contains.